. . .

SE DESTACAN CIENTÍFICOS ARGENTINOS: spray nasal contra el COVID-19 fue aprobado por ANMAT

Si bien no se trata de una solución definitiva, es un avance muy importante desarrollado en el Conicet para prevenir el contagio por vía respiratoria. El spray tendría la propiedad de bloquear el ingreso de las partículas virales en el organismo humano por ingreso nasofaríngeo.

Así lo describe Miguel Faigón en una artículo difundido por Conicet. Se habla en particular de un principio activo denominado “carragenina” que lleva muchos años de investigación y desarrollo. 

Sobre esto Faigón detalla “Los carragenanos son polisacáridos (unión de muchos monosacáridos o azúcares) producidos por algunas algas rojas que, desde que fueron descubiertos hace alrededor de seiscientos años en un pueblo del norte de Irlanda, conocido justamente como Carraghen,, son utilizados como espesantes y estabilizadores de alimentos. En la actualidad, su uso está muy difundido, no sólo en la industria alimentaria, sino también en la farmacéutica y la cosmética.

Hace ya más de seis décadas, estudios científicos empezaron también a poner a prueba con éxito las propiedades antivirales de la carragenina. Así, diferentes ensayos, in vitro y en modelos animales, probaron su capacidad de inhibir distintos virus con envoltura, como el virus de la influenza B, virus herpes tipos 1 y 2, virus de la inmunodeficiencia humana, del papiloma humano, influenza A H1N1, dengue, rinovirus, hepatitis A, enterovirus y algunos coronavirus.”

En todo momento se describe que este spray nasal no reemplazará a las mascarilla o tapabocas pero sí actuará como complemento para minimizar el riesgo de contagio. En particular es importante para el personal de salud expuesto a situaciones de mucho riesgo.

“Si evitamos que el virus llegue al cerebro o a los bronquios y pulmones, entonces, el aparato respiratorio no se vería comprometido, y podríamos colaborar a reducir la cantidad de pacientes con COVID-19 en estado grave, o incluso moderado”, enfatiza Diana Jerusalinsky, otra de las integrantes del proyecto e investigadora principal del CONICET en el Instituto de Biología Celular y Neurociencia “Profesor Eduardo de Robertis” (IBCN; CONICET-UBA).” Aclara el artículo mencionado.

Habrá que esperar un tiempo no determinado para su aprobación aunque los resultados experimentales habrían sido altamente positivos.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close