. . .

Conmebol le renovó el plazo a Argentina para presentar sedes en la Libertadores

La Conmebol le otorgó esta noche a Argentina hasta el próximo martes 25 a las 19 para definir las sedes presentadas tanto para la Copa Libertadores en la que los cinco equipos argentinos empezarán a competir el 17 de septiembre como para la Sudamericana que se iniciará el 27 de octubre.

El Protocolo de Concentración Sanitaria de la Conmebol ya fue aprobado por los gobiernos de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Venezuela, Chile y Perú (estos dos últimos lo hicieron hoy) y con ello quedaron autorizados los partidos de Libertadores y Sudamericana en los territorios de esos países.

Ese protocolo «fue elaborado por un panel de expertos convocado por la Conmebol y complementa otras normas y medidas de prevención que la entidad aplicará para la reanudación segura de los torneos internacionales«, indicó el organismo sudamericano esta noche.

«En atención a las particulares circunstancias actuales, Conmebol informa igualmente que ha resuelto dar curso al pedido de las Asociaciones de Argentina, así como también la de Uruguay y Chile, y otorgar una prórroga al plazo de definición de las sedes en las que jugarán como locales los clubes de estos países en la Libertadores a iniciarse el 15 de setiembre«, continúa el informe.

«Estas federaciones podrán así finiquitar los trámites y certificaciones antes sus respectivas autoridades sanitarias. El nuevo plazo fenece indefectiblemente el martes 25 de agosto, a las 18 (hora paraguaya, 19 de Argentina). Es oportuno recordar que los reglamentos habilitan la opción a los clubes de ejercer la localía fuera de sus países, en caso de no aprobarse el Protocolo de Concentración Sanitaria», algo que todavía no hicieron justamente Argentina y Uruguay.

El Ministerio de Salud que encabeza Ginés González García mantuvo hoy una reunión por videoconferencia con autoridades de la Conmebol, en la que se trató el tema de la aprobación de ese protocolo sanitario por la pandemia de coronavirus que presentó el máximo organismo sudamericano a los países miembro y Argentina responderá en principio mañana si está en condiciones de ponerlo en práctica.

La demora en aceptar y tomar la logística de ese protocolo tiene que ver, en el caso de Argentina, con las dudas que manifestó González García respecto de algunos puntos del plan sanitario, esencialmente los que tienen que ver con el armado de la «burbuja sanitaria» que evitaría que los equipos que viajen al exterior o ingresen al país tengan que cumplir con la cuarentena obligatoria.

La aprobación del protocolo resulta clave para el futuro de Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia y Tigre, porque deberán empezar a competir el jueves 17 de septiembre dentro y fuera del país, con cuatro fechas de la fase de grupos por delante.

Por lo pronto River no podrá ser local en el estadio Monumental porque está en refacciones y ya eligió el de Independiente para tal fin, mientras que Boca Juniors y Racing Club optarían por irse a Uruguay si el protocolo no es aprobado, aunque para ello necesitarán que justamente los orientales lo hagan.

El protocolo indica que los equipos que lleguen a los países donde van a jugar permanezcan en ellos no más de 72 horas para no realizar los 14 días de cuarentena preestablecidos, siempre dentro del contexto sanitario dispuesto para la ocasión.

Esa logística sanitaria establece que cada delegación no contenga más de 50 integrantes testeados, que confrontarán con la misma cantidad y en las mismas condiciones que sus adversarios de ocasión, para retornar inmediatamente a sus lugares de origen.

El secretario general adjunto de la Conmebol, el argentino Gonzalo Belloso, informó ayer que el presidente de AFA, Claudio Tapia, le anticipó que el «próximo martes habrá una reunión interministerial, con las áreas que corresponden en Argentina para resolver el tema», aunque esto podría anticiparse si mañana desde el fútbol nacional se suma a los otros países que ya aprobaron el protocolo.

Por lo pronto la AFA ya aprobó que los 25 equipos que volvieron a los entrenamientos (los 24 de primera más Tigre) puedan empezar a practicar en grupos de a 10 futbolistas, ya que desde el 10 de agosto lo están haciendo de a seis.

Si Argentina no estuviera en condiciones sanitarias de recibir delegaciones del exterior, extranjeras o en viajes de retorno de equipos locales, y por ello sería impracticable el protocolo de la Conmebol, las dificultades pasarían por elegir un país alternativo para competir, que podría ser designado por esa entidad o bien elegido por los cinco clubes nacionales, aunque eso complicaría la logística interna, porque esas delegaciones no podrían estar yendo y viniendo, sino que tendrían que instalarse afuera.

Y si eso ocurriera, no podrían competir en el arranque del campeonato local, en caso de que efectivamente se inicie la Liga Profesional para el 25 de septiembre, que es una fecha probable que se manejó de manera extraoficial.

Por esto y aquello, la aprobación del protocolo es fundamental, y también de largo alcance, porque no solamente abarcará a la Copa Libertadores sino también a la Sudamericana (se iniciará el 27 de octubre) y, fundamentalmente, las Eliminatorias Mundialistas Sudamericanas (comenzarán el 8 de octubre). Dentro de 24 horas seguramente se sabrá y el martes existirán entonces definiciones sobre las sedes de los encuentros en que los argentinos oficiarán como locales.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close