. . .

APORTE IFE: con otra denominación tendría continuidad como un derecho para quienes lo necesiten

El Gobierno todavía no definió cómo será la continuidad de las iniciativas de asistencia social dispuestas en el marco de la pandemia de coronavirus, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el bono de $10.000 que viene pagando de modo mensual a casi 9 millones de familias. En análisis está si se extiende o si se crea una nueva prestación que lo reemplace.

Al respecto, la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), Fernanda Raverta, afirmó: «Seguimos evaluando cómo seguir sosteniendo las familias argentinas sabiendo que hay lugares en donde tal vez los trabajadores y trabajadoras pudieron volver a trabajar, también los monotributistas A y B, por lo tanto la dinámica de lo que fue pasando en distintos lugares de la Argentina, en distintas provincias y en distintas ciudades ha ido poniendo sobre la mesa situaciones diferentes”.

Por eso el equipo económico está evaluando cómo sigue y de qué manera va a evolucionar. Si va a ser con una nueva prestación, si va a ser con un nuevo derecho, o con un nuevo pago. Esto es lo que se está evaluando por estos días”, agregó la funcionaria.

El proceso de bancarización que hicimos para las familias que no habían tenido nunca una CBU, casi dos millones y medio de personas, no habían estado bancarizados nunca antes del Ingreso Familiar de Emergencia, generó que pudiéramos decir que no solo tenemos registro de casi 9 millones de argentinos y argentinas que no tienen un ingreso estable registrado, sino que además están incluidas en el sistema bancario para seguir siendo sujeto de otros derechos o de otros ingresos que vayamos implementando en la medida que pase el tiempo”, destacó por último en declaraciones a Crónica TV.

El primer pago del IFE fue abonado entre abril y mayo. El segundo pago se concretó entre junio y julio; y el tercero, en agosto. Actualmente reciben el ingreso de $10.000, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo, trabajadores informales, desocupados y monotributistas de las categorías más bajas y para el personal de Casas Particulares.

El rango etario en donde más se concentran los beneficios es entre los 25 y 34 años (3 millones), seguido por entre 18 y 24 años (2,5 millones), el rango etario más afectado por el desempleo. El rango con menor concentración de beneficiarios es el que va de los 55 a los 65 años (600.000), según los datos de la ANSES.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close