. . .

ARREPENTIDO TRUCHO: Presentan “recurso de reposición” que obligaría a la Corte Suprema a nuevo pronunciamiento sobre Boudou

La presentación ante el máximo tribunal fue realizada por Rafael Resnick Brenner, ex funcionario de la AFIP, también condenado por el caso Ciccone. En su argumentación señala que para dictar sentencia se utilizó un “arrepentido fraudulento”, la falta de un análisis integral sobre el veredicto final. Además de las duras críticas a la Corte, remarcó la “gravedad institucional” del caso en el que un vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, ha sido condenado.

En el detalle, hizo referencia  específicamente al pago realizado por el gobierno de Macri “mediante la compra de un “hotel boutique” al testigo estrella del caso Ciccone el Sr. Alejandro Vandenbroele”, sindicado como el testaferro de Boudou.

También hizo referencia a los graves hechos de espionaje que se investigan en la jurisdicción de Lomas de Zamora, como el caso conocido como D´Alessiogate en Dolores, y las causas en la jurisdicción de Capital Federal, “de las cuales surgen graves violaciones a la garantía de defensa en juicio específicamente estas actuaciones, sin embargo es Corte nuevamente forzó su “venda” y volvió a desconocer”.

¿Qué control de legalidad realizó sobre este y otros aspectos igualmente criticables de una causa en la que dos jueces del tribunal oral que nos juzgó, dispusieron la detención del ex vicepresidente de la Nación, en el mismo momento y después de lectura del veredicto, contraviniendo letra, espíritu, doctrina, y jurisprudencia de nuestro país?”, cuestiona la presentación a la Corte porque no decir nada sobre la cuestión.

Surge evidente que los jueces y fiscales argentinos que tuvieron la suerte de asomarse -más allá de su concurrencia a los glamorosos cocktails de la Embajada Norteamericana- al desarrollo del derecho en ese país, utilizado normalmente como ejemplo señero de honradez, pujanza, eficacia y rectitud judicial, sabrán que en las Cortes de cualquier Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, un proceso como el de «Ciccone”, con las falencias investigativas, procesales y con el aderezo de un arrepentido fraudulento y corrompido por un gobierno igualmente corrupto, en todos los sentidos y que necesito recurrir al espionaje ilegal de propios y ajenos para sostener acusaciones sin rumbo cierto, lo que no podían permitir porque estas eran la excusa perfecta para seguir con «el pan y circo», mientras endeudaban a la Argentina por tres generaciones, «no dura un minuto en la continuidad de su trámite«, concluyó Resnick Brenner, abogado en su propia causa.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close