. . .

El tren entre Buenos Aires y Tucumán volverá a funcionar tras nueve meses inactivo por la pandemia

El tren que une la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con Cevil Pozo, localidad ubicada a 12 kilómetros de San Miguel de Tucumán, volverá a conectar ambas estaciones a partir del miércoles 16 de diciembre, tras la interrupción del servicio desde marzo pasado por la pandemia de coronavirus, informó Trenes Argentinos Operaciones.

El servicio mantendrá su tarifa previa a la pandemia y sumará a San Nicolás como parada, a las 13 en las que ya se detenía y tendrá dos frecuencias semanales que partirán a las 13.05 los domingos y miércoles desde Retiro, retomando a las 12.45 los martes y viernes desde la localidad tucumana

La empresa destacó que el costo del boleto entre cabeceras será de 770 pesos para primera y 925 pesos para pullman. Por el momento no habrá servicios de camarote.

Los pasajeros podrán adquirir los pasajes hasta el 31 de enero inclusive.e la web https://www.argentina.gob.ar/transporte/trenes.

El servicio se detendrá en las 14 estaciones del recorrido: Campana, Zárate, Baradero, San Pedro, San Nicolás, Rosario Sur, Rosario Norte, Gálvez, Rafaela, Sunchales, Ceres, Pinto, Colonia Dorá y La Banda.

«El transporte ferroviario es un servicio imprescindible para los pasajeros y pasajeras porque permite cubrir grandes distancias a un costo accesible, es por eso que me genera una alegría inmensa poder anunciar su retorno», dijo Martín Marinucci, presidente de Trenes Argentinos.

A raíz de la pandemia, las personas que ingresen a territorio santafesino, santiagueño y tucumano, deberán cumplir con las medidas sanitarias impuestas por las autoridades provinciales y municipales.

El tren a Tucumán se había interrumpido en marzo pasado al anunciarse el aislamiento social y preventivo por

Para garantizar las medidas de prevención y mantener la distancia social, se reducirán los lugares disponibles para la venta y será obligatorio utilizar tapabocas no sólo en las estaciones sino también sobre la formación.

A todos los pasajeros, al momento de abordar el tren, se les controlará la temperatura y durante el viaje deberán respetar los asientos asignados, permitiendo únicamente la movilidad para la utilización de los sanitarios.

El descenso y el retiro del equipaje deberán ser ordenados, manteniendo el distanciamiento social y respetando las medidas sanitarias establecidas por cada jurisdicción.

La ventilación de las unidades se realizará antes, durante y después del viaje, mientras que la higiene de los sanitarios será de forma permanente. Asimismo, el tren contará con cartelería visible para que se mantenga la distancia social.

El salón comedor y el coche camarote no funcionarán en ninguno de los servicios y se utilizarán para aislar, si hubiera, a las personas que presentaran síntomas compatibles con el Covid-19, hasta llegar a destino donde se le prestará la asistencia sanitaria correspondiente.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close