. . .

Coronavirus: Información importante sobre riesgo de complicaciones en embarazo

La infección por coronavirus aumenta en un 50 % el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo. Es la conclusión de un estudio internacional con más de 2.130 embarazadas de 18 países. “Si miramos las cifras absolutas, son muchas más las mujeres embarazadas en las que no hay complicaciones, pero sí son un grupo de riesgo”, ha explicado a RTVE.es la doctora Nerea Maiz, especialista del Servicio de Obstetricia de Vall d’Hebron e investigadora del grupo de Medicina Materna y Fetal del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

El hospital barcelonés y el Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza son dos de los 40 centros de 18 países en todo el mundo que han formado parte de INTERCOVID, con un centenar de investigadores coordinados desde la Universidad de Oxford. El objetivo: comparar la evolución de mujeres gestantes con COVID-19 y sin COVID-19 para conocer los riesgos en el embarazo.

La escasez de datos al respecto no solo estaba entorpeciendo el trabajo de los especialistas, sino que perjudicaba también a la salud mental de las madres, argumentan los autores del estudio publicado en JAMA Pediatrics. Ahora, con los resultados en la mano y sin caer en “alarmismos”, Maiz ha subrayado la importancia de que las embarazas cumplan con rigurosidad las medidas de prevención de contagios y reciban un mayor seguimiento médico, mientras se recaban más datos sobre la seguridad de las vacunas.

Embarazo y COVID-19: la madre protege al bebé de la infección y puede transmitirle anticuerpos

Embarazo y COVID-19: la madre protege al bebé de la infección y puede transmitirle anticuerpos SOFÍA SOLER
Más riesgo de preeclapmsia y de ingreso en uci
Hemos encontrado que, en global, el total de complicaciones del embarazo es un 50 % mayor en aquellas mujeres que han pasado el COVID o lo están pasando. Entre estas complicaciones a destacar sobre todo la preeclampsia, que es una complicación relacionada con la hipertensión en el embarazo”, ha detallado la doctora.

A ello, viene aparejado un aumento de los ingresos hospitalarios y en unidades de cuidados intensivos, “que se multiplican por cinco”. No obstante, sobre un eventual aumento de la mortalidad, Maiz ha advertido que se han localizado en países “con menos recursos” que han formado parte de esta investigación internacional, por lo que “las cifras no serían aplicables a toda la población”.

Más bebés prematuros
Otro de los hallazgos de la investigación de INTERCOVID es la mayor frecuencia de partos prematuros, como ya habían apuntado otros estudios desarrollados en España. No obstante, esta prematuridad no sería “espontánea”, puntualiza la investigadora del Vall d’Hebron, sino lo que denominan “médicamente indicada”.

Sería aquella en que tenemos que sacar al bebé o bien porque la madre está muy enferma o porque el bebé está mal”, ha elaborado Maiz sobre este riesgo asociado al coronavirus en embarazadas. Así, los bebés de madres infectadas tendrían casi tres veces más riesgo de complicaciones graves y UCI neonatal, precisamente debido a su nacimiento prematuro.

Por otro lado, solo cerca del 12 % de los recién nacidos de mujeres positivas se infectaron por la COVID-19, lo que los investigadores sugieren que se debe a un contagio durante la cesárea. En cambio, han confirmado que hay transmisión a través de la leche materna.

Ahora, todavía quedan incógnitas sobre el impacto a largo plazo de la COVID-19 en madres y bebés. “Hacen falta más datos”, ha lamentado Maiz, y ha apuntado que es probable que la prevalencia de secuelas sea parecida a la del resto de la población.

Prevención, prevención y prevención
Por todo ello, la especialista del Servicio de Obstetricia de Vall d’Hebron ha enfatizado la importancia de que tanto las embarazadas como las personas con las que convivan sigan con rigurosidad las medidas ante la COVID-19: mascarillas ajustadas, distancia de seguridad, higiene… “Estar embarazada te hace más vulnerable. Sobre todo, recomendaría prevención, prevención y prevención. Que tengan mucho cuidado”, ha manifestado.

Pese a todo, si finalmente se contagian, ha recordado que lo “más probable es que no les pase nada”. No obstante, puesto que son “un grupo de riesgo”, ha defendido la necesidad de que se pongan en contacto con su médico, que debería “aumentar” el seguimiento. Así lo han llevado a cabo en la Vall d’Hebron, con más controles tanto durante la infección y cuando la gestante ya ha superado la enfermedad. “Hay que seguirlas un poquito más de cerca a esas mujeres, porque tienen más riesgos”, ha insistido Maiz.

Dar a luz siendo positivo: la soledad de las madres con coronavirus durante el parto

¿Vacunas?
Si bien la estrategia de vacunación será la principal arma para acabar con esta crisis sanitarias, todavía “faltan datos de seguridad” para recomendar su uso generalizado en embarazadas, según la doctora.

Así, mientras se avanza en los ensayos clínicos de los diferentes sueros para este grupo, Maiz considera que los médicos deberían valorar la conveniencia de vacunar o no a “cada paciente”. “Hay mujeres embarazadas que tienen una exposición más alta al COVID o que son más vulnerables porque tienen factores de riesgo, creo que habría que individualizar”, ha añadido.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close