. . .

POLÉMICA por un antiviral experimental en Sudáfrica que podría haber originado la variante Ómicron

El punto de discusión entre los científicos es la particularidad de esta nueva cepa. Según los estudios realizados, tiene mayores similitudes con las primeras variantes de la COVID-19. Por lo tanto, se cree que se desarrolló en un portador humano -posiblemente un paciente con VIH- que fue portador durante largo tiempo o bien, es producto de los experimentos realizados en Sudáfrica con un antiviral de la farmacéutica alemana Merck y bautizado “Molnupiravir”.

Esta última hipótesis surge a partir de que las mutaciones del virus en la variante Ómicron, no siguen la secuencia evolutiva normal que pudieran surgir en estos casos. Dicho de otra manera, las nuevas variantes siempre se dan a partir de la inmediata anterior. Claramente Ómicron, no es una mutación de la variante Delta o Beta. Más bien se vincula con las primeras cepas del virus.

«Parece que [ómicron] estuvo escondida durante un año», comentó Sarah Otto, profesora de biología evolutiva de la Universidad de Columbia Británica (Canadá).

Según Richard Lessells, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de KwaZulu-Natal, ómicron se originó en Sudáfrica.

A finales del año pasado, un equipo de investigadores examinó a un paciente con VIH no tratado que estuvo infectado con covid-19 durante más de seis meses. Las pruebas demostraron que el paciente presentaba varias mutaciones que afectaban a la proteína espiga, la que ayuda al coronavirus a penetrar en las células. Al mismo tiempo, un estudio realizado por virólogos británicos, reveló un proceso similar en un paciente con covid-19 que padecía cáncer de sangre.

La respuesta inmunitaria de un paciente con VIH no lograría destruir el coronavirus por ser demasiado débil, pero podría provocar sus mutaciones, explica Lessells.

La combinación de un elevado número de contagios, la falta de vacunas y décadas de crisis del VIH hacen muy probable que las personas inmunodeprimidas sean portadoras del coronavirus desde hace tiempo, a cuya teoría se suma la bióloga canadiense.

Nueva evidencia sugiere que los roedores podrían ser transmisores asintomáticos de coronavirus similares al SARS-CoV-2

Otro grupo de científicos sospechan que la nueva cepa apareció debido a las mutaciones causadas por el medicamento antiviral experimental fabricado por la farmacéutica alemana Merck y bautizado molnupiravir, ya que Sudáfrica fue una de las regiones donde la empresa llevaba a cabo sus ensayos clínicos a partir de octubre de 2020, contó el virólogo William Haseltine.

A su vez, Merck refutó las acusaciones de Haseltine alegando que sus sugerencias no tienen ninguna base científica.

Por último, la hipótesis de que la nueva mutación primero surgió en los animales y luego pasó a los humanos no es totalmente improbable, pero tampoco hay bastantes motivos para creer en este origen de ómicron, explicó Stuart Ray, profesor de medicina de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.). En cuanto a los virus de origen animal que logran atacar el organismo humano, estos acumulan mutaciones que son capaces de afectar a los animales, no a los humanos, aseguró.

Gracias por estar en Diario Pampero, visitanos para estar informado!
Si necesitas parte de este contenido, no olvides citar la fuente de información. Respetamos a quienes producen contenidos, artículos, fotos, videos. Compartimos información de La Pampa para los pampeanos y te informamos sobre toda la actualidad nacional e internacional destacada. 
Si compartís nuestro contenido nos ayudas a crecer como medio de comunicación! 

Dejanos tu mensaje