. . .

Bolsonaro evitó condenar el asesinato de un opositor y responsabilizó a la izquierda
BRASIL

Esta fue la primera reacción del jefe del Estado luego del asesinato del tesorero del Partido de los Trabajadores, el partido del candidato opositor y ex presidente Luiz Inácio Lula da SIlva, Marcelo Arruda, de 50 años, por parte del policía penitenciario federal Jorge Guaranho, en Foz de Iguazú, estado sureño de Paraná, en la triple frontera que comparten Brasil, Paraguay y Argentina.

Guaranho, un ultraderechista, invadió la fiesta, que se realizaba en el salón de un club social, de los 50 años de Arruda al ver que la decoración era con posters de Lula y del Partido de los Trabajadores, al grito de «aquí es Bolsonaro» y «los voy a matar a todos», tras lo cual comenzó a disparar contra el homenajeado hasta matarlo de tres tiros.

Arruda, guardia municipal de seguridad, usó su arma reglamentaria para responder la agresión y el policía bolsonarista resultó gravemente herido por lo que debió ser internado en una sala de cuidados intensivos donde permanece detenido bajo custodia.

El asesino mostraba en sus redes una foto con Eduardo Bolsonaro, hijo diputado del presidente.

«Decir frases fuera de contexto que incentiven la violencia es atentar contra la inteligencia de las personas. Ni la peor, ni la más mal utilizada fuerza de expresión será más grave que los hechos concretos y reiterados», dijo el presidente, quien el sábado había convocado a los evangélicos, durante la Marcha de Jesús en San Pablo, a entablar una «guerra del bien contra el mal» en la campaña electoral.

Carlos Bolsonaro, hijo del presidente, concejal de Río de Janeiro y asesor de su padre en temas digitales, escribió una serie de mensajes en Twitter en el que acusa a Lula de haber dejado al país al borde de una guerra civil, aunque no hace mención al homicidio del dirigente Arruda.

En tanto, Lula condenó el asesinato y la permanente incitación a la violencia del presidente Bolsonaro. «Mis sentimientos y solidaridad con la familia, amigos y compañeros de Marcelo Arruda», escribió el ex presidente y candidato Lula da Silva en Twitter y señaló que esto es consecuencia del discurso violento estimulado “por un presidente irresponsable”

“Desde principios de año, cuando lanzó una Campaña Nacional contra la Violencia Política, el PT viene alertando a la sociedad brasileña y a las autoridades de los distintos poderes de la República sobre la escalada de persecución de parlamentarios, miembros, militantes de movimientos sociales y otros partidos de izquierda y el crecimiento de la violencia política en el país”, dice en el comunicado el partido liderado por Lula.

Tras varios episodios violentos registrados en los últimos días, el comando de campaña del ex presidente Lula decidió reforzar la seguridad. El secretario general del PT, Paulo Teixeira, admitió que las medidas fueron reforzadas por los incidentes violentos de los últimos días. En declaraciones a Folha, Teixeira reiteró que los seguidores del presidente Bolsonaro están nerviosos por el liderazgo de Lula en las encuestas. “Bolsonaro no tiene reglas ni límites”, señaló.

Gracias por estar en Diario Pampero, visitanos para estar informado!
Si necesitas parte de este contenido, no olvides citar la fuente de información. Respetamos a quienes producen contenidos, artículos, fotos, videos. Compartimos información de La Pampa para los pampeanos y te informamos sobre toda la actualidad nacional e internacional destacada. 
Si compartís nuestro contenido nos ayudas a crecer como medio de comunicación! 

Dejanos tu mensaje