. . .

El Rey Carlos III menos querido que nunca: despidió a 100 empleados en “acción de gracias” por la muerte de la Reina
INTERNACIONALES

En lo que pareciera ser la más bizarra expresión de la decadencia de la figura de las monarquías, el flamante Rey Carlos III no sólo hizo un “berrinche” por los tinteros que sorprendió a propios y ajenos. Hoy se conoció que en el momento en que se realizaba el día de “acción de gracias” por el fallecimiento de la Reina, les envió la nota de despido a 100 empleados.

Muchos de estos eran personal de mucha antigüedad trabajando para la Reina, sin descanso hasta el día de su fallecimiento. 

Varios secretarios privados, la oficina de finanzas y el equipo de comunicación de Clarence House, la residencia oficial de Carlos III y Camilla en Londres, son algunos de los afectados por el inesperado anuncio. Algunos de ellos llevaban al servicio de Carlos durante décadas y muchos habían trabajado sin apenas descanso desde el jueves, cuando falleció la Reina.

«Todos se han quedado lívidos, incluso los secretarios privados y el personal más veterano», reconocieron a The Guardian fuentes cercanas a los afectados. «La gente ha estado trabajando incluso de noche desde el jueves. Se han quedado visiblemente conmocionados».

El personal de Clarence House esperaba que se produjeran «ajustes» internos y una integración con el personal de Buckingham que trabajaba al servicio de la Reina, pero no una cascada de despidos y menos que les llegara la comunicación durante las honras fúnebres por la monarca.

En la carta recibida por el personal y firmada por el secretario privado de Carlos III, Clive Alderton, se especifica que «las actividades y operaciones relacionadas con el hasta ahora Príncipe de Gales» en Clarence House no serán «necesarias» y por tanto serán «cerradas».

Alderton reconoce que la noticia puede resultar «inquietante» y advierte que se dará «el apoyo disponible» al personal afectado. El secretario privado advierte que se abrirá un período de consultas tras el funeral de Isabel II el 19 de septiembre, antes de formalizar los posibles despidos.

Un portavoz de Clarence House agradeció el «largo y leal servicio» prestado por el personal, pero advirtió que «algunos despidos serán inevitables» y que se buscarán «alternativas» para los empleados.

Carlos III y Camilla no han decidido aún si permanecerán en Clarence House o si trasladarán su residencia oficial al Palacio de Buckingham, actualmente en obras, que podría ser en cualquier caso usado para actos protocolarios e institucionales.

Gracias por estar en Diario Pampero, visitanos para estar informado!
Si necesitas parte de este contenido, no olvides citar la fuente de información. Respetamos a quienes producen contenidos, artículos, fotos, videos. Compartimos información de La Pampa para los pampeanos y te informamos sobre toda la actualidad nacional e internacional destacada. 
Si compartís nuestro contenido nos ayudas a crecer como medio de comunicación! 

Dejanos tu mensaje