. . .

ARCHIVAN CAUSA POR VIOLENCIA DE GÉNERO iniciada contra el fiscal de Eduardo Castex, Sebastián Mendiara.

Si bien la noticia trascendió días atrás, la decisión de que se archivara la causa se conoció a partir de las declaraciones que la denunciante hizo en las redes sociales.


La ex asesora legal del Municipio Castense indicó “…habemos ciudadanos de segunda que denunciamos, adjuntamos certificados, audios etc y como el DENUNCIADO ES UN FISCAL TE ARCHIVAN LA CAUSA!!!! señaló Chávez en la red social Facebook.

Es oportuno recordar que el fiscal denunciado fue Sebastián Mendiara que actualmente se desempeña en Eduardo Castex. Cuando ocurrió el hecho, la abogada Marcela Rita Chaves denunció públicamente que fue agredida físicamente por el fiscal y realizó una presentación judicial en el Ministerio Público Fiscal.

La abogada había señalado que además de la agresión del Fiscal, la secretaria del organismo judicial (hermana de la actual diputada Marisol Sciu) habría intentado borrar la grabación de una charla en el interior del edificio judicial castense.

El origen de todo había sido el caso de un automovilista de Carmen de Patagones demorado en Castex, cuando regresaba con su hija después de retirarla en la casa materna en la ciudad santiagueña de La Banda. Existieron actuaciones judiciales cruzadas entre juzgados de Santiago del Estero y Buenos Aires, que terminaron con la demora del padre en Eduardo Castex y la restitución de la niña a una comisión policial de Santiago del Estero que arribó a Eduardo Castex, acompañados por la abuela materna, para trasladar la niña nuevamente a La Banda.

Según la abogada, cuya denuncia no prosperó había adjuntado a la causa grabaciones que probaban el hecho: “Grabé una charla con la secretaria y después de las 9 horas llega el fiscal (Sebastián Mendiara) y me dice que le deje de romper los huevos”, relató Chaves. “Me banqué todos los insultos Y en un momento me cansé, y le dije que hasta ahí llegaba y que lo iba a denunciar”, recordó.

El relato de Chávez amplio la gravedad de la denuncia. En este sentido, indicó: “Estábamos escritorio de por medio y a los empujones me saca el teléfono y se lo entrega a la secretaria. Me agarra de los hombros, me levanta y me lleva a una oficinita que tiene la Fiscalía al fondo. Tengo certificado médico (de las lesiones). Empecé a los gritos. La secretaria cuando termina de intentar borrar la grabación -que no pudo borrar y la puso en pausa- volvió, pregunta qué pasa y empecé a gritar. Me quedé en el umbral de la puerta, (Mendiara) estaba con los ojos desorbitados, y después volvió para bajar los decibles, me dijo que la información que necesitaba no la tenía”, detalló.

Ante el silencio oficial sobre un hecho tan grave, se supo que la causa fue archivada pero no se conocen más detalles.

Ampliaremos…

Loading...