. . .

Por la causa de sobornos ODEBRECHT se suicidó el ex presidente de Perú Alan García

El ex mandatario fue encontrado con un disparo de arma de fuego en el cráneo, en su domicilio en la ciudad de Lima. Esto ocurrió momentos antes de ser detenido por estar imputado en la causa por sobornos de la constructora brasileña Odebrecht. Tenía 69 años. El supuesto suicidio fue alrededor de las seis de la mañana. Luego del disparo sobrevivió  al menos durante una hora hasta su deceso en el Hospital de Lima.

Pasado el mediodía se confirmó oficialmente de su deceso a través de las redes sociales. En este caso el encargado fue el abogado de García, Erasmo Reyna

García había ingresado al hospital Casimiro Ulloa con un disparo de arma de fuego en el cráneo “con orificio de entrada y salida”, según dijo el director del hospital, Enrique Gutiérrez.

Vale aclarar que el fallecido estaba acusado de  presunta comisión de delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del caso Odebrecht. Tenía un pedido de detención provisoria de diez días ordenado por la justicia peruana

El ministro del Interior, Carlos Morán, informó a la prensa que García dijo a los policías y al fiscal que llegaron a detenerlo que llamaría a su abogado desde su habitación y, a los segundos, se escuchó un disparo. La policía forzó el ingreso a la habitación, donde “encontró al señor García en posición de sentado y con una herida de cabeza”, prosiguió.

“Sin perder el tiempo”, los agentes procedieron a trasladar al ex presidente al hospital, agregó, citado por la emisora RPP.

García estaba bajo investigación por presunta recepción de sobornos en relación a la construcción de una línea de subterráneo en Lima durante su segundo gobierno, de 2006 a 2011. El ex mandatario había dicho que nunca recibió dinero de Odebrecht.

La compañía brasileña está en el centro del escándalo de corrupción Lava Jato, el más grande de la historia de América Latina, desde que admitió en 2016, en el marco de un acuerdo judicial con el Departamento de Justicia estadounidense, que pagó casi 800 millones de dólares a políticos de la región a cambio de grandes contratos.

La primera presidencia de García, entre 1985 y 1990, fue bastante errática y se vio marcada por una hiperinflación y por el ascenso de la guerrilla de Sendero Luminoso.

Cuando regresó al poder, dos décadas más tarde, su gobierno fue más conservador, lo que propició un boom de inversiones impulsado por el precio de los commodities en el que Odebrecht jugó un rol de sostén muy importante.

El Poder Judicial ya había dictado 18 meses de impedimento de salida del país contra el ex mandatario en noviembre del año pasado. Luego de conocer dicha resolución, García solicitó asilo diplomático en la embajada de Uruguay, beneficio que le fue rechazado por el gobierno de dicho país en diciembre del 2018. La medida de detención preliminar tiene como objetivo reunir elementos que sirvan como prueba para las pesquisas que efectúa el Ministerio Público.

Loading...