. . .

Sergio Ziliotto se equivocó en Eduardo Castex

Por desinformación y claramente sin una comprensión clara del contexto político de Eduardo Castex, Sergio Ziliotto candidato del FreJuPa, tomó una decisión que lo deja parado en una postura política muy incómoda. Fue el propio Julio González quien anunció que el sucesor de Carlos Verna apoyará la precandidatura de Marcelo Steinbauer quien confronta con Paulo Bregani; hombre proveniente de las filas de Compromiso Peronista.


En estos momentos , con las cartas sobre la mesa,  Marcelo Steinbauer tiene todas la posibilidades de perder la disputa interna del justicialismo en la localidad. Dos encuestas oficiales sitúan a Paulo Bregani por arriba de los 12 puntos de diferencia sobre el precandidato oficialista.

Otras mediciones, menos formales, también pronostican una derrota de este último por más de 20 puntos. Más allá de lo relativo de estos datos, entre seis y ocho personas consultadas coinciden en que NO votarán la continuidad de las políticas de Julio González en el Municipio Castense. Una muestra clara de que la lista de Steinbauer no ha podido despegarse ni lograr la autonomía que necesitaría para tener alguna posibilidad de ganar.

Lo cierto es que, sin financiamiento ni apoyo de las líneas más fuertes del PJ, Paulo Bregani es el preferido de la ciudadanía. Para comprender esto es necesario remontarnos al momento en que Julio González decide tomar licencia como Intendente y asumir como Ministro de Seguridad.

Son muchas la hipótesis que se barajan respecto a la decisión del Gobernador Carlos Verna cuando propuso al Intendente de Eduardo Castex como sucesor de Ministro Juan Carlos Tierno.

Más allá de la conveniencia política del alejamiento de tierno (si alguien dentro del partido veía esto como un inconveniente) al poco tiempo de asumir, propios y ajenos, pudieron notar que el sucesor había llegado para ‘marcar territorio’.

De ese modo quedaron ‘fuera de juego’ Ministros y funcionarios del Gobierno Provincial que podrían implicar un obstáculo para González. Se plantó como un Ministro con intenciones de ocupar un espacio territorial y conservar lo que había dejado en su ciudad natal.

En su lugar asume quien fuera Vice Intendente y Director del hospital de Castex, Darío Balsa.

Con Balsa comenzaron los primeros corrimientos políticos de muchos que, hasta ese momento, lo habían acompañado.

A poco de asumir, también en uso de licencia, Balsa toma las primeras medidas que básicamente consistían en reemplazar a aquellos funcionarios que estaban más cuestionados por la opinión pública.

El primer paso de Balsa fue tratar de tomar impulso como ‘el sucesor’ natural y el único hombre con el potencial de ‘negociar’ un acuerdo de unidad en el justicialismo castense. Logró hacer algunos avances que fueron bien vistos por la sociedad pero le esperaba una sorpresa que lo dejaría rápidamente ‘fuera de juego’.

La maniobra para frustrar estas intenciones tienen pocos antecedentes, en particular por el grado de virulencia y el impacto social que tuvo en la comunidad castense.

De la noche a la mañana, se da a conocer en los medios de comunicación una causa pendiente del Dr. Balsa en la que se encontró muy comprometido con la falsificación de firmas en documentos de una obra social.

Esto lo habría hecho en su consultorio particular cuando, al mismo tiempo, cumplia funciones como Director del Hospital Pablo Lacoste.

La recomendación de su asesora legal también tuvo sus particularidades. Aconsejó a Balsa, recordemos que es el actual ‘intendente a cargo’ de Castex, que asumiera la responsabilidad del hecho.

De esta manera el médico aceptó esta recomendación, confiando en que el otorgamiento de una ‘Probation’ era el camino más corto para poder sostener sus intenciones de proyectarse como el candidato de la unidad.

La medida judicial que no necesariamente implica la culpabilidad en la acusación formulada NO debía tomar estado público.

En menos de 24 hs. la novedad fue titular de los medios más importantes de la provincia y destacada enfáticamente por los medios castenses.

De esta manera,la preocupación política del médico se transformó en una preocupación profesional. De pronto, trascendió la posibilidad de que aparecieran nuevas causas judiciales.

De concretarse este trascendido, Balsa, no solo terminaba con su carrera política sin que, además, ponía en riesgo su profesión como médico.

El Secretario de Gobierno, Contador, Directora de Acción Social, Director de Producción y Empleo ya tenían reemplazo. Medida que finalmente no se pudo concretar. Los ‘funcionarios más cuestionados por la sociedad’ retomaron sus cargo o nunca fueron removidos.

Balsa argumentó que desistió de ser el candidato de la unidad, por ‘razones de salud’. Es decir hoy, el Intendente que firma toda documentación pertinente es Darío Balsa pero el equipo de trabajo y el verdadero poder político, lo sigue ejerciendo quien es Ministro de seguridad Julio ‘Tato’ González.

Luego de que quedara clara la disputa de poder, el Ministro ‘tomó la posta’ para señalar ‘al estilo del gran elector’ quién sería su sucesor como candidato. Es importante recordar que González ya había ‘negociado’ su candidatura como Diputado entre los primeros lugares de la lista del FreJuPa.

De esta manera es elegido el abogado Marcelo Steinbauer, un profesional de bajo perfil que siempre estuvo a la sombra del poder de González en Castex. Amigo de la infancia, con buena imagen pública e influyente en la sociedad. Actualmente se desempeña como Concejal.

La única condición para ocupar ese cargo de ‘precandidato oficial’, fue mantener el territorio de poder político de González en la localidad.

En la práctica esto se tradujo en un enorme esfuerzo para armar una lista con buena aceptación pública. Todos ellos convocados con la promesa de que su candidatura, nada tenía que ver con Julio González.

Muchos de ellos, tal vez de buena fe, no pudieron ver las consecuencias de esta ‘manipulación política’ del Ministro en su territorio.

En definitiva, Steinbauer ‘vendió’ una autonomía política que no tenía y que, a poco de andar, quedó clara con la participación en su campaña de los mismos protagonistas que trabajaron para González.

Es tan así que el grupo de militantes quedó reducido a no más de una veintena de personas dispuestos a confrontar con los vecinos. En ese cóctel de intereses cruzados, aparecen los reclamos de todo tipo.

Inclumplimiento de promesas, acomodo de familiares en cargos públicos, enriquecimiento desmedido de funcionarios, denuncias de maltrato, listas negras, proveedores imposibilitados de ofrecer sus servicios o productos al municipio, maniobras contables de dudosa legitimidad, falta de transparencia en la utilización de los fondos públicos y un conflicto permanente y escandaloso con el Concejo Deliberante.

La lista sería mucho más extensa pero esto es lo que ha venido ocurriendo año tras año. Es también el emblema de la Gestión González que dejó a una sociedad que hoy le da la espalda.

En los pasillos de Gobierno, propio ministro califica a Eduardo Castex como ‘un pueblo desagradecido’.

Con este clima, lejos de lograr la pretendida ‘unidad del peronismo en Castex’, lo que se consiguió fue la unificación de sus rivales políticos. A pesar de contar aún con un blindaje mediático importante, la situación es insostenible.

Por otro lado, la lista de Paulo Bregani se llama “Unidad Peronista”, Paulo aparece como la renovación. Como el candidato que no representa a ningún sector y a la vez tiene el acompañamiento de todos.

“Paulo 2019” es la marca de un proyecto colectivo que tuvo la dignidad de seguir adelante a pesar de las presiones políticas para que desista de su candidatura o bien ‘negocie’ un acuerdo que ponía como condición la ‘continuidad’ de un proyecto que le causó mucho daño a la sociedad castense.

Lo complejo de esta situación llega a las manos del Candidato Sergio Ziliotto quien deberá ir búsqueda del consenso, muy probablemente ante las personas a quienes les dio la espalda. Bregani, hoy por hoy es el ganador de la interna castense con una diferencia en intención de votos que parece imposible de revertir. Las cartas están sobre la mesa y el 17 de febrero el supremo decidirá quién es el Candidato del Justicialismo en Eduardo Castex.

Nota Editorial – Edgardo Barreneche
Gracias Plan B Noticias por compartir la Nota Editorial

Loading...