. . .

Desfinanciamiento en Salud y el incremento de Enfermedades de Transmisión Sexual

En forma casi paradójica el mismo día en que se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Sida se vence el plazo en el Congreso para tratar la nueva Ley del VIH, ITS y hepatitis virales. Hubo protestas en Buenos Aires, reclamos hacia el macrismo que se negó a tratar la iniciativa y denuncias del incremento exponencial de casos en ARgentina.

Desde las organizaciones sociales y activistas que protestaron frente el Congreso de la Nación, señalaron que la legislación actual tiene “casi treinta años”.

El nuevo Proyecto de Ley logró tener Estado Parlamentario en 2016 pero no prosperó por la negativa de “Cambiemos”. El Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH logró el consenso entre las más de 66 organizaciones que lo conforman, .

Desde la  Fundación Grupo Estado Positivo (GEP) “se proponía una respuesta integral y con perspectiva de derechos humanos y fue presentado en el Congreso en dos oportunidades: en 2016 y 2018.”, señalaron.

Con respecto al rechazo del oficialismo macrista, expresan “Cambiemos demostró su falta de voluntad política para impulsar su sanción, obstruyendo intencionalmente su tratamiento en comisiones legislativas. Los responsables de esta desidia fueron lxs diputadxs del bloque oficialista y presidentes de las comisiones de Salud, Legislación General y Presupuesto y Hacienda; Carmen Polledo, Daniel Lipovetzky y Luciano Laspina, respectivamente.

El proyecto presentado en julio de 2018 bajo el expediente 3550-D-2018, buscaba abordar sobre aspectos sociales, laborales y Derechos Humanos más allá de la perspectiva biomédica de la Ley 23.798, extendiendo así mismo el alcance a las Hepatitis Virales.”

Entre los datos que brindó el Presidente de la Fundación José María Di Bello, señaló: “Tenemos una tasa de 126 casos de sífilis cada 100.000 habitantes, cuando deberían ser sólo 10. Y aumentan una barbaridad los casos de sífilis neonatal. La sífilis se contagia por las mismas vías que el VIH.”

Sobre las políticas de Salud, en una consulta hecha por Página 12, señaló: “degradaron Salud a secretaría ya tenemos en claro la importancia que le dan. Los presupuestos son tan bajos, que el 90 por ciento se gasta en tratamientos.”También habló sobre la inexistencia de alguna campaña preventiva:  “La última campaña de alcance nacional que se hizo es del 2008. No compraron ni distribuyeron preservativos. No hay una seria implementación de la ESI, entonces no se hace prevención entre los más jóvenes. No planificaban nada, entonces hacían compras directas, sin licitación, y pagaban los medicamentos tres veces más… Destinaban poquísimos recursos y los usaban mal.”

Loading...