. . .

Solo en septiembre los alimentos registraron un aumento cercano al %12 en promedio

Se destaca del estudio que se trata del incremento más alto de la última década y deja el recuerdo de las palabras del Presidente Macri cuando anunciaba que la inflación era una demostración de la incapacidad para gobernar.

Igualmente, las estadísticas no reflejan en forma particular las dificultades que atraviesa la población para alcanzar a cubrir la canasta familiar. Tampoco expresa los aumentos excesivos que se registran en alimentos esenciales para las clases sociales más carenciadas.
De acuerdo con el IBP, que releva precios de 350 comercios del conurbano bonaerense, en agosto una familia compuesta por una pareja con dos hijos necesitaba 8.007,93 pesos solo para poder garantizarse los alimentos mínimos indispensables. Apenas un mes más tarde, necesitó 8.938,49 pesos para comprar exactamente los mismos productos.
En tanto, la Canasta Básica Total (CBT) se encareció un 12,52%. Así, mientras una familia necesitó en agosto 19.859,58 pesos para vivir adecuadamente, un mes más tarde acceder a los mismos productos y servicios le insumió 22.346,22 pesos.
De acuerdo con el informe del Isepci, los productos de almacén lideraron las subas en septiembre y promediaron aumentos del 13,64% (casi el doble de lo que se espera marque el IPC del Indec que se conocerá mañana) mientras las carnes se encarecieron un 12,29% y los productos de verdulería un 3,90%.

Loading...