. . .

Huesos humanos hallados en el Vaticano puede esclarecer un misterio de décadas

Fueron descubiertos casualmente por trabajadores que realizaban labores de remodelación en la embajada de la Santa Sede en Italia. Se cree que podrían ser de Emanuela Orlandi o de Mirella Gregori, dos menores desaparecidas misteriosamente en 1983.

Una fiscalía de Roma investiga si los restos pertenecen a Emanuela Orlandi, una nena que desapareció hace 35 años. Su caso es uno de los grandes interrogantes de la Iglesia Católica.

Un enigma recorre en los últimos días los pasillos del Vaticano: ¿De quién son los huesos humanos que fueron hallados este lunes bajo el suelo de la nunciatura?

Según los medios italianos, la fiscalía de Roma investigan si pertenecen a Emanuela Orlandi, la hija de un empleado del Vaticano que desapareció hace 35 años sin dejar rastros.

Los restos fueron encontrados durante los trabajos de renovación de la embajada del Vaticano en Roma y el hallazgo fue informado al Vaticano por las autoridades italianas, a última hora de del miércoles.

El jefe de fiscales de Roma, Giuseppe Pignatone, abrió una investigación por homicidio y ordenó un análisis de ADN de los huesos para determinar la edad, el sexo y la fecha de muerte. Los medios italianos y familiares de Orlandi especulan con que podría tratarse de los restos de la joven de 15 años o de los de otra adolescente, Mirella Gregori, que desapareció un mes antes.

Cada acción, cada situación, cada hallazgo nos pone en un justificado estado de alerta“, dijo la RAI Annamaria Bernardinide Pace, abogada de la familia Orlandi.

La adolescente era una ciudadana del Vaticano, hija de un trabajador de la Santa Sede, que desapareció en 1983 tras asistir a una clase de música cerca de la Piazza Navona, en el centro de Roma.

Entre la docena de hipótesis que se analizaron, se relaciona su desaparición con una trama de espías extranjeros contra el Papa, abusos sexuales dentro del Vaticano e incluso se vinculó el caso con la mafia italiana. Otra hipótesis más reciente, publicada por un periodista italiano el año pasado pero que nunca fue corroborada, sugería que Orlandi estaba en Londres con una identidad secreta.

Loading...