. . .

La Pampa ofreció un bono de $8.000 en dos cuotas a cobrar en enero y febrero


En la reunión paritaria el gobierno llegó con una propuesta que ahora analizan los gremios. Además, el oficialismo quiere completar el año salarial con una “cláusula gatillo” por el mes de noviembre, pero la Intersindical también reclama diciembre.

El gobierno provincial ofertó a los gremios estatales una suma fija -mediante un bono- de $8.000 a pagar en dos cuotas ($4.000 en enero y una suma idéntica en febrero). Esa fue una de las novedades más importantes de la reunión de paritaria de este martes.
La propuesta oficialista no terminó de convencer a los gremios por un dato concreto: el gobierno quiere pagar un porcentaje equivalente al incremento inflacionario durante el mes de noviembre. Pero esa cláusula gatillo, según la postura de la Provincia, no alcanzaría al mes de diciembre.
La Intersindical insistió en la necesidad de que también la inflación de diciembre se tenga en cuenta. La reunión pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves al mediodía. Antes de ese reencuentro, se desarrollarán varias asambleas para conocer la posición de las bases.
Uno de los dirigentes presentes, el secretario general de Luz y Fuerza La Pampa Julio Acosta, remarcó que el objetivo principal es “no perder poder adquisitivo de los salarios”. Otro planteo que se haría es que el bono se pague todo completo, en una sola cuota.

La Provincia defendió su postura. “Se dieron números de cómo está cayendo la recaudación, en noviembre cayó tanto la recaudación provincial como nacional en términos reales. Viendo esa perspectiva hacemos el máximo esfuerzo para garantizar el poder adquisitivo, pero no podemos arriesgar más”, dijo Guido Bisterfield, subsecretario de Hacienda de la provincia.
Mostramos los enormes esfuerzos financieros que estamos haciendo, y que Nación está dejando de cumplir”, añadió el funcionario y puso como ejemplos la situación de los programas socioeconómicos y de varios servicios de Salud.
La Intersindical recordó otros puntos que forman parte de la agenda, no prioritarios en esta instancia, pero que están en el radar: el mentado artículo 28 del presupuesto, que afecta las licencias de trabajadores y trabajadoras (los gremios piden que no se aplique) y el paso de las sumas remunerativas al salario básico.
Acosta resumió tras el encuentro que “nos vamos con la propuesta y sostenemos nuestra postura. El porcentaje que se pierde de diciembre no se recupera más y es parte del ajuste que pretende el gobierno nacional, del que hasta ahora la provincia se ha diferenciado. Queremos que siga en esa postura, porque va en beneficio de toda la sociedad pampeana, porque sos recursos reactivan la economía en la provincia“, dijo.
Remarcó que “una vez resuelto eso, discutimos los otros puntos”. Hay otros gremios que analizan más el bono que esa cuestión de la cláusula gatillo.
Acosta añadió que “ahora no discutimos porcentajes, porque podemos quedarnos atrasados. Decimos que una vez que se determina a mitad de cada mes la inflación, que haya un reajuste automático. Lo del bono en enero es otra discusión, haremos algunas consultas en asamblea, vamos a recoger el mandato informando lo que pasó. Podemos discutir todo, menos lo de la cláusula gatillo“.
“El diálogo con los sectores del trabajo es fundamental como política de Estado”, sostuvo el día de la convocatoria a la paritaria estatal el gobernador Carlos Verna. Lo hizo a través de tuit.
Los primeros en expresarse fueron los representantes paritarios de UTELPa. El principal gremio docente se mostró esperanzado en que la propuesta salarial para el último bimestre de 2018 “siga en la línea de los últimos acuerdos”, que incluyeron cláusulas gatillo para acompañar la marcada inflación.
O al menos, “que el Gobierno proponga un porcentaje acorde” a los números que dan a conocer las principales consultoras para noviembre-diciembre del corriente año.
Los docentes pidieron que el bono de fin de año “quede por fuera del porcentaje” para que “sea un verdadero extra”, y “no una suma fija en negro que venga a ocupar el lugar de un aumento no otorgado”.
Lo cierto es que el Gobierno Provincial hasta octubre se ha asegurado de que los trabajadores no pierdan el valor de sus salarios, al menos con respecto a los números que da a conocer el INDEC. Por lo que la expectativa es que la gestión de Verna sostenga el mismo criterio para el último bimestre del año”, concluyó UTELPa.
Cabe recordar que en los primeros días de noviembre el Gobierno Provincial activó la cláusula gatillo del acuerdo paritario con los gremios del sector y liquidó los sueldos de noviembre con 12,5% de incremento (compensó la inflación de septiembre-octubre). De esa forma, completó un aumento anual del 39,68%.
El bono de fin de año del año pasado fue de 5.000 pesos. Los gremios esperan que esta vez sea más importante.

Loading...