. . .

MUJERES REBELDES: La Actriz Corinne Masiero se desnuda en los Óscar Franceses para reclamar: «Sin cultura no hay futuro»

Como una de las figuras notables, Corinne Masiero, fue invitada a la ceremonia de los premios César en París. Sería un 12 marzo especial cuando se aprestaba a otorgar el premio al mejor vestuario. Ante las medidas anti covid que ponen severas restricciones a los espectáculos culturales, Masiero decidió hacer una protesta subiendo al escenario con disfraz de burro que se quitó al llegar frente al público. Mostró su cuerpo completamente desnudo y dos mensajes en su cuerpo «Devuélvenos el arte, Jean» y en su torso, «Sin cultura no hay futuro».

El escándalo fue de proporciones y la intención se centró llamar la atención sobre el cierre y la falta de asistencia estatal sobre los espacios culturales franceses. Vale recordar que las flexibilizaciones de las medidas anti covid hizo que los espacios públicos permanezcan cerrados desde el pasado octubre de 2020

Masiero, de 57 años, fue invitada a la ceremonia, la cual es el equivalente francés de los Óscar, para entregar el premio al mejor vestuario. La actriz apareció en el escenario vistiendo un disfraz de burro que llevaba encima de un vestido manchado de sangre falsa. Momentos después, Masiero se desnudó por completo revelando un mensaje escrito en su torso que decía: «Sin cultura no hay futuro». 

Luego la actriz mostró su espalda, donde había otro mensaje: «Devuélvenos el arte, Jean», destinado aparentemente al primer ministro francés, Jean Castex. «Ahora estamos así, todos desnudos», declaró Masiero y sugirió que, tras su acción, no será invitada a la ceremonia del próximo año. 

Masiero no fue la única en expresar su descontento por el hecho de que los espacios culturales en Francia permanezcan cerrados a pesar de que la mayoría de las empresas abrieron en diciembre. Al aceptar el premio al mejor guión por la película ‘La chica con una pulsera’, el productor Stéphane Demoustier observó que sus hijos pueden ir a comprar ropa pero aún tienen prohibido ir al cine, y describió las restricciones como «incomprensibles».Esta semana, varios manifestantes ocuparon tres de los cuatro teatros nacionales de Francia para exigir el fin del cierre de espacios culturales. En respuesta, la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, visitó uno de los teatros para iniciar un diálogo con los manifestantes, prometiendo «continuar la protección del empleo artístico durante el tiempo que sea necesario«.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close
Abrir chat
Dejanos tu mensaje