. . .

Fernández a la Justicia: «No usen las sentencias para favorecer a un candidato, eso los degrada»

El presidente Alberto Fernández les dijo «basta» a los jueces y les pidió que «paren» de «dictar sentencias para favorecer a candidatos que les gustan», en un acto en el que el Gobierno ratificó sus cuestionamientos al Poder Judicial en general, y a la Corte Suprema en particular, a la vez que alertó sobre el riesgo de emitir fallos según intereses políticos y económicos.

«No usen las sentencias para favorecer a un candidato porque eso los degrada», afirmó el Presidente en un acto público en Ensenada, donde estuvo acompañado por la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

En ese escenario -que el propio Fernández reivindicó como muestra rotunda de la unidad del Gobierno-, el jefe de Estado marcó su postura frente al fallo de la Corte Suprema que respaldó la decisión del mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de mantener la presencialidad en los colegios de la Ciudad en esta etapa de la segunda ola de coronavirus.

Además, reafirmó la convicción del Frente de Todos (FdT) de orientar sus políticas «en favor de los argentinos», aun cuando sean adversos al Gobierno los «titulares de los diarios y los fallos de los tribunales».

Fernández cuestionó que el máximo tribunal del país haya validado ayer la decisión del Gobierno porteño de no acatar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que suspendió la presencialidad en las aulas del AMBA hasta el 30 de abril pasado.

«Yo respeto la sentencia de la Corte, pero están hablando de un DNU que estaba caducado. ¿Por qué lo hicieron? Todos lo saben. Hay un DNU vigente que nadie cuestionó. Por qué opinaron sobre una norma que ya no estaba vigente. Si quieren elegir un candidato vayan y voten, pero no usen las sentencias», sentenció el Presidente.

Fernández: “Grábense esta foto; es la foto de nuestra unidad y nadie va a hacernos ceder en eso”

Es que el fallo de la Corte estuvo referido al decreto cuya vigencia ya había finalizado y que el Gobierno luego reemplazó por otro, que establece parámetros específicos y define a los partidos, departamentos y aglomerados urbanos en alto, mediano o bajo riesgo epidemiológico y sanitario o en alerta epidemiológica y sanitaria.

En esta última categoría está contenida el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), de acuerdo con el DNU vigente, que no fue impugnado judicialmente por Rodríguez Larreta.

«Le digo a la justicia basta, paremos, han hecho mucho daño, el estado de derecho necesita de una institucionalidad adecuada», afirmó el Presidente y alertó: «Cuando toman estas decisiones no saben cuánto juegan con la vida de los argentinos».

En este punto, contrastó la mirada del máximo tribunal contenida en el fallo de ayer con los métodos llevados adelante por su Gobierno para definir su política sanitaria: «Yo hablo todos los días con epidemiólogos, me explican y lo vuelco en un decreto; es muy triste ver esa decrepitud (del derecho) firmada en una sentencia», advirtió.

Con todo, Fernández aseguró que «nadie» hará cambiar de idea al Estado nacional en su objetivo de priorizar la salud de los argentinos y tampoco lo hará «ni el fallo de un tribunal ni el titular de un diario».

«Si van a fallar como lo están haciendo, quiero decirles, solo fallan», dijo el mandatario en un juego de palabras.

Fernández tomó palabras también del gobernador Kicillof, quien había pronunciado minutos antes un discurso en el acto de Ensenada, y adhirió a la idea de que la oposición judicializa sus diferencias con el Gobierno «cuando los argumentos políticos tambalean».

Con su mensaje, el jefe de Estado explicó los vínculos, no sólo entre determinados resortes de la justicia con dirigentes políticos, sino también con las «corporaciones económicas» y alertó que, cuando ello ocurre, «el precio lo pagan los argentinos».

«(Las empresas) van a la justicia y esos jueces, en el medio de la pandemia deciden que el Estado no puede regular el precio del cable, de internet, de las telecomunicaciones, que es un servicio publico; dicen que el Gobierno abusa cuando toma decisiones», planteó, y reivindicó su decisión de considerar «prestación básica universal» a esas plataformas.

«El último recurso que tiene un argentino cuando se ve avasallado es ir a los jueces y si los jueces están al servicio de los poderosos entonces estamos en el peor de los mundos», lamentó Fernández.

Además, planteó incongruencias del propio Poder Judicial, que desarrolla su actividad en forma mayoritariamente virtual por el crecimiento de contagios de Covid-19.

«Con asombro veía ayer que un procurador dice no está probado que la circulación complica los contagios, mientras está encerrado en su casa y a la Procuración no va, como tampoco van a los tribunales porque la circulación contagia», graficó el Presidente, en alusión a Eduardo Casal.

Junto al Presidente, la cúpula del Gobierno reafirmó su estrategia sanitaria frente a la Covid-19 y marcó el rechazo a la decisión de la Corte en un acto que además sirvió para presentar el programa Reconstruir, una iniciativa destinada a finalizar la construcción de 55 mil viviendas que quedaron paralizadas y abandonadas desde el 2016 durante el Gobierno de Cambiemos.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close
Abrir chat
Dejanos tu mensaje