. . .

Estudio Rosarino revela efectividad de vacunas Sputnik y AstraZeneca

Entre los vacunados con Sputnik V, el 100 por ciento de los que recibieron la primera dosis generó anticuerpos. Entre los que fueron inoculados con AstraZeneca, el 94 por ciento alcanzó inmunidad humoral con la primera dosis y el 100 por ciento con la segunda dosis.

El trabajo interdisciplinario fue coordinado por el Colegio de Farmacéuticos, que preside Leonardo Jurado. La coordinación de la medición de la respuesta humoral estuvo a cargo de la doctora Ana Laura Cavatorta, investigadora del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) y miembro del área de Virología de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, quien junto a los profesionales Julián Acosta y Miguel Taborda pudieron amalgamar el trabajo de un numeroso grupo de profesionales de distintas áreas de dicha facultad (Farmacia Asistencial, Virología, Inmunohematología, Química Analítica), el Centro de Tecnología en Salud Pública (CTSP) que dirige Eduardo Codino, el Laboratorio Central con asiento en el Hospital Provincial del Centenario y la Secretaría de Extensión de dicha casa de estudios.

Lo primero que destacó Cavatorta, en diálogo con este diario, es que “generamos evidencia local” que corrobora una vez más que “las vacunas contra el Covid son eficaces” y agregó: “Recibirlas es un acto que protege a cada persona, pero también un hecho solidario que redunda en beneficio de toda la comunidad”.

El paso a paso

El estudio se denominó: “Campaña de vacunación Covid 19. Efecto del uso de las vacunas Covid 19 en profesionales del Colegio de Farmacéuticos”. Entre los objetivos de la evaluación se analizaron efectos adversos y la respuesta inmune en esta población. “Nosotros hicimos la detección de anticuerpos (inmunidad humoral) entre quienes fueron vacunados con Sputnik V y AstraZeneca (Covishield), dos vacunas con una misma tecnología en cuanto a que usan adenovirus, si bien en el caso de Sputnik V se trata de adenovirus de origen humano y en la otra adenovirus de chimpancé”, comentaron.

Sputnik V utiliza un componente para primera dosis y otro para la segunda dosis y AstraZeneca el mismo. Las muestras de sangre se tomaron a 389 personas que además completaron un formulario en el que respondieron distintas preguntas vinculadas a su situación epidemiológica y efectos posvacuna. Los resultados en cuanto a los efectos no deseados están siendo procesados por otro equipo que participó del estudio global.

Procedimiento

Con un kit de desarrollo nacional denominado Covidar, que fue realizado por científicos de Conicet, para medir los anticuerpos neutralizantes (IgG) dirigidos contra la proteína Spike, “pudimos realizar un ensayo cualitativo y además una cuantificación que fue informada a través de un índice para saber qué niveles de anticuerpos, de 1 a 10, se habían producido en cada persona”, señaló Cavatorta.

Las muestras se tomaron 21 días después de la primera dosis y 14 días después de la segunda. Con la segunda dosis, el 100 por ciento desarrolló anticuerpos tras la vacunación, “lo que consideramos un dato muy importante ya que nos demuestra que las vacunas generan una inmunidad robusta”.

Si bien la respuesta inmunitaria humoral fue “alta con una sola dosis, con las dos dosis lo es mucho más”, dijo la investigadora.

El trabajo también evaluó qué sucedió con aquellos individuos que además de haber recibido la vacuna habían tenido previamente Covid y en quienes no se habían contagiado. La inmunidad fue “muy buena” aún con una sola dosis en los no expuestos al virus “ya que vimos que el 93 por ciento en este grupo generó anticuerpos con un índice de positividad de 5, o sea, medio”, dijo Cavatorta, y agregó: “Al recibir la segunda dosis, esa respuesta se incrementó y el 100 por ciento de los que no se habían contagiado tenía anticuerpos y en un nivel 8”, independientemente de la vacuna recibida.

De allí que es “necesario alentar la vacunación con el esquema completo porque con el segundo pinchazo el sistema se estimula por segunda vez y eso tiene buenos efectos”, dijo. Entre los que tuvieron un diagnóstico previo de Covid el 100 por ciento desarrolló anticuerpos ya con una sola dosis y con un nivel de 9. “Es lo que se conoce como respuesta híbrida, se suma la inmunidad natural de la infección a la de la vacuna”.

Los niveles de anticuerpos obtenidos en individuos con diagnóstico previo de Covid que recibieron solo una dosis de la vacuna (nivel medio 9) “fueron incluso superiores a los observados en individuos sin diagnóstico previo confirmado y que habían completado el esquema completo de ambas dosis recibidas”.

Esos resultados “van en concordancia con estudios previos realizados por este grupo de investigación y también por otros investigadores de otras provincias de nuestro país”, comentó la investigadora.

Objetivos cercanos

La científica Cavatorta destacó que en este estudio “se midió la generación de anticuerpos contra el virus, no el grado de neutralización que estos anticuerpos presentan frente a las nuevas variantes del Sars Cov 2, un proyecto en el que avanzaremos muy pronto”. También está en el horizonte cercano el objetivo de poder evaluar la respuesta inmunológica a largo plazo a nivel de la inmunidad celular. Para estos proyectos “estamos trabajando en conseguir el apoyo financiero necesario que nos permita concretar estos estudios en Santa Fe”.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close
Abrir chat
Dejanos tu mensaje