. . .

Eliminan las retenciones del sector automotriz a las exportaciones incrementales de 2022

El Gobierno nacional anunció hoy la eliminación de las retenciones para las exportaciones incrementales de la industria automotriz, incluyendo autos y autopartes, por lo que durante 2022 las empresas continuarán tributando con las alícuotas actuales hasta un monto equivalente a las ventas externas de 2020, una carga que quedará sin efecto a partir de esa línea base.

La medida fue presentada por los ministros de Economía, Martín Guzmán; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; en un encuentro con los industriales y gremios que componen el sector, donde se planteó que se busca aumentar las ventas externas de la industria de vehículos y autopartes, mediante la desgravación de las exportaciones incrementales.

De esta manera se eliminan los derechos de exportación para las exportaciones que haya realizado la industria automotriz, por sobre lo facturado en el 2020, lo que implica un régimen ampliado de establecido en el decreto 150/2021 que vence el 31 de diciembre de este año.

Por eso, a partir del año próximo, las empresas continuarán tributando con las alícuotas actuales hasta un monto equivalente a las exportaciones del 2020 y, por las exportaciones adicionales, dejan de tributar derechos de exportación

Las terminales y autopartes solo pagarán derechos de exportación hasta el monto de las exportaciones facturado en 2020 entre un 3 y 4,5%, y una vez superado, tributarán 0% para las nuevas exportaciones o exportaciones incrementales,

El sector automotriz es uno de los más importantes de la economía argentina por su capacidad para generar valor y empleo de calidad, además de tener un mayor perfil exportador, según destacó el comunicado oficial.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), este sector resultó el tercero en exportaciones al término del primer semestre del año con US$ 3.038 millones, apenas superado por el Maicero, con US$ 3.744 millones, y la Soja con US$ 11.900 millones.

La cadena cuenta con un entramado de proveedores locales, en su mayoría MiPyMEs, que proveen productos elaborados y con valor agregado.

Desde el sector, el presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y titular de Toyota Argentina, Daniel Herrero, consideró que esta es una medida “que sirve a la industria automotriz para continuar creciendo en ese mercado de exportaciones que va a ser muy demandante para el año próximo”.

Esta mesa de trabajo donde todos podemos opinar y ver qué es lo mejor sirve de cara a lo que viene”, dijo el titular de Adefa, quien ratificó «el compromiso de seguir creciendo en la Argentina, seguir incluyendo y buscar cada vez más destinos de exportación para que lleguen producto fabricados con orgullo en el país”.

Por su parte, Martín Zuppi, presidente de FIAT, consideró “importantísimo el hecho de poder juntarse” los empresarios, sindicatos y el Estado “y hablar este tipo de cosas para poder sustentar la productividad”.

Por su parte, María Ángela Stelzer, directora de Asuntos Corporativos de Volkswagen, aseguró que la medida “es muy buena para el sector, porque incentiva la producción con la importación y exportación”, además, desde marzo “podemos ver un gran crecimiento en las ventas” al exterior.

Nosotros tenemos una planta en Córdoba en la que exportamos un 100% en cajas de velocidad a distintas partes del mundo, y en todo sentido nos beneficia. Esto genera mayor empleo y mejor previsibilidad a futuro”, aseguro Stelzer.

Desde la Asociación de Fabricas Argentinas de Tractores (AFAT), Raúl Amil destacó “este tipo de medidas que aumenta la competitividad de nuestros clientes, y por consiguiente, la de los autopartistas”.

Toda medida que fomente la competitividad, y como dijo el Ministro, también que aumente la previsibilidad, el estar incluida en el Presupuesto 2022, la vemos como muy positiva, y parte del camino de recuperación que necesita el sector”.

Por su parte, el Secretario General de la UOM, Antonio Caló, consideró que “con estas medidas se genera más exportación automotriz, más producción y más trabajo formal. Esto es combatir la desocupación, es combatir la pobreza

Hay que seguir con estas medidas que el barco va por buen rumbo y este es el camino correcto”, dijo Caló.

En el 2017, que fue «un año de crecimiento para el sector, terminamos con un déficit de US$ 8.900 millones. Este año, creciendo y aportando más, vamos a terminar con un déficit de US$ 2.000 millones y apuntamos a que haya déficit cero de divisas para 2023«, dijo Kulfas a mediados de septiembre al referirse al equilibrio entre compras y ventas al exterior de este sector.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close
Abrir chat
Dejanos tu mensaje