. . .

Lula se reunió con Alfonsín en España y coincidieron en profundizar integración regional

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, mantuvo hoy un encuentro con el embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, en la sede diplomática argentina en ese país, en el que hablaron sobre la necesidad de una mayor integración regional para fortalecer las democracias frente a las amenazas autoritarias y de profundizar la lucha contra el hambre y la pobreza, se informó oficialmente.

La reunión fue informada en la cuenta oficial de Twitter de la Embajada argentina en Madrid, donde se agradece la visita del exmandatario brasileño a la sede diplomática, en medio de la gira que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) realiza por países de Europa.

«Gracias expresidente @LulaOficial por su visita a la Embajada Argentina. Tuvimos una interesante conversación sobre la necesidad de luchar por la unidad latinoamericana y la construcción de un mundo más libre, más justo, más igualitario y más democrático«, escribió el embajador Alfonsín sobre la reunión.

De gira por Europa, Lula reivindicó que su país puede estar de vuelta en la escena internacional a partir de las elecciones del próximo año, luego de anunciar su intención de ser candidato a la Presidencia en las elecciones de octubre de 2022, una decisión que precisará en los próximos cuatro meses.

Con la premisa puesta en dejar en claro que el actual gobierno de Brasil, liderado por el ultraderechista Jair Bolsonaro, no representa el alma del pueblo brasileño, Lula (2003-2010) explicó en una entrevista publicada hoy por el diario español El País, las razones que lo motivan a no dejar la arena política y a luchar por un Brasil y por un mundo «más humano en el que todos tengan lo elemental».

Tras una activa gira por Europa, que lo llevó a Alemania, Bélgica, Francia y España, Lula dijo en la entrevista que «hoy Brasil está quebrado».

El referente del Partido de los Trabajadores (PT) recordó que, al término de su presidencia en 2010, Brasil estaba posicionado en la escena internacional, «en una situación de crecimiento económico y respetabilidad».

Sin embargo, hoy en el país «hay 19 millones de persona en Brasil que pasan hambre», lamentó.

«Hoy está en quiebra. Tenemos más desempleo e inflación. Y el hambre que había acabado en Brasil en 2014 volvió con mucha fuerza. Brasil era un protagonista internacional. Y todo se desmanteló», agregó.

«No puedo admitir que el mundo produzca más alimentos de los que la humanidad puede comer y que tengamos 800 millones de personas con hambre en el mundo. Ni que, en Brasil, que es el tercer productor de alimentos del mundo, la gente esté pasando hambre», dijo.

«Eso me da ganas de pelear, me hace ser joven. Parece que tengo 76 años, pero tengo la energía de los 30 años. El mundo no puede seguir así. Por eso tengo ganas de hacer política.»

Lula aún no definió su candidatura, pero ayer dijo que tiene intención de postularse pero que lo definirá entre febrero y marzo próximos, ya que -según el exmandatario- su deseo de ser candidato «no depende de la voluntad personal».

«Yo tengo que construir con otra gente y con otros partidos un programa para Brasil. Tengo que hacer una alianza, porque lo importante no es solamente ganar las elecciones, es poder gobernar», detalló.

«Todas las encuestas demuestran que mi Gobierno está considerado el mejor que hubo en Brasil: ha sido el mejor momento de inclusión social, de universidades, de aumentos de empleo y sueldo; los pobres y más humildes también conquistaron la ciudadanía. Si yo vuelvo a la presidencia, no puedo hacer menos de lo que hice. (…) No puedo fracasar. Tengo que volver para recuperar el prestigio internacional de Brasil y que el pueblo pueda comer tres veces al día», señaló Lula.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Close
Abrir chat
Dejanos tu mensaje