. . .

Ola de calor y sequía deja pérdidas irreversibles en cultivos de soja
AGROPECUARIAS

Ola de calor y sequía deja pérdidas irreversibles en cultivos de soja: al menos 100,000 hectáreas afectadas

En las últimas horas, las copiosas lluvias que finalmente llegaron han brindado cierto alivio a los productores de soja y maíz, quienes enfrentan condiciones climáticas adversas que afectan gravemente sus cultivos. Sin embargo, los estragos causados por la prolongada ola de calor y la ausencia de precipitaciones no han pasado desapercibidos, dejando al menos 100,000 hectáreas de soja de segunda irremediablemente afectadas, según datos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).


La GEA informa que los 14 días consecutivos de ola de calor en la zona núcleo han llevado a la pérdida del 10% de la superficie destinada a la soja de segunda. La situación empeoró en la última semana, con un aumento del 33% en los cuadros regulares a malos, sumando medio millón de hectáreas afectadas, de las cuales 100,000 se consideran perdidas debido a «síntomas de estrés irreversibles».

Testimonios de asesores de diversas regiones corroboran la gravedad de la situación. En lugares como María Susana y Rosario, las lluvias llegan tarde para salvar cultivos ya afectados por el calor extremo, con informes que sugieren pérdidas irreparables debido al quemado de las plantas. En Pergamino, una zona fuertemente golpeada por el calor, se estima una pérdida del 15% del área sembrada.

La esperanza se centra ahora en las precipitaciones recientes y las previstas para los próximos días, que podrían proporcionar el impulso necesario para los cultivos de soja de primera. Sin embargo, los informes indican que el potencial de rendimiento en la región núcleo ha experimentado una caída del 10 al 30%, y el panorama es desalentador, con el 26% de la superficie en condiciones regulares a malas.

A nivel nacional, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en su Panorama Agrícola Semanal (PAS), menciona daños significativos en la oleaginosa debido a temperaturas por encima de lo normal y escasas precipitaciones, especialmente en el centro y sur bonaerense. Cuatro de cada 10 hectáreas presentan una condición hídrica Regular/Sequía, lo que representa un aumento intersemanal del 16%. Aunque el 77% de los cuadros de primera reflejan una condición de cultivo Normal/Buena, hay una merma de siete puntos en relación con la semana anterior.

En resumen, la combinación de la ola de calor y la sequía ha dejado una marca indeleble en la producción de soja, con pérdidas significativas que los agricultores y autoridades del sector esperan mitigar con las lluvias recientes y futuras. La comunidad agrícola sigue de cerca la evolución de los cultivos, consciente de la importancia que tienen para la economía del país.


DESCARGAR APLICACIÓN DE LA RADIO EN VIVO

Gracias por estar en Diario Pampero, visítanos para estar informado!
Si necesitas parte de este contenido, no olvides citar la fuente de información. Respetamos a quienes producen contenidos, artículos, fotos, videos. Compartimos información de La Pampa para los pampeanos y te informamos sobre toda la actualidad nacional e internacional destacada. 
Si compartes nuestro contenido, nos ayudas a crecer como medio de comunicación! 

 

 

Dejanos tu mensaje